Make your own free website on Tripod.com
Amanecer Espiritual

CAPITULO DECIMO PRIMERO

Encarnacion

Trasmigracion

Cremacion

Suicidio

Encarnacion

Ya estamos en condiciones de ampliar y repasar los conceptos sobre como encarna un espíritu.
El espíritu, "semilla divina", ubicado en el plano espiritual que le corresponde de acuerdo a su punto evolutivo, determina en el espacio las experiencias a realizar como encarnado.
Llegado el momento el espíritu efectúa una proyección de si mismo al plano de encarnación o plano astral del mundo correspondiente.
En ese plano astral moran las proyecciones espirituales en sus distintos puntos evolutivos, el punto evolutivo "embrión" que hace experiencias en minerales y vegetales, el punto "semi-conciencia" que hace experiencias en el reino animal y el de "conciencia plena" que es cuando comienza la experiencia humana, que están experimentando en el mundo al que corresponde dicho plano.
Si bien la proyección espiritual se ubica en el plano astral queda ligada al espíritu, al ser espiritual que permanece en su plano espiritual.
Para mejor comprender diremos que el espíritu hace su propia proyección extendiendo de si mismo un apéndice por lo que esa proyección no se desprende del ser espiritual del cual proviene y está formada por un aspecto de mente espiritual y un aspecto de alma espiritual.
Es la que toma la forma humana y manifiesta, su aspecto de mente espiritual a través de la mente humana, su aspecto sensorial o alma espiritual a través del alma humana o cuerpo emocional-sensorial.
Aquí observamos un detalle importante: el alma espiritual solo tiene aspectos sensoriales, en cambio, el alma humana tiene aspectos emocionales y sensoriales, de lo que se deduce que el aspecto emocional pertenece solamente a este plano físico.
Aunque queramos eliminar el aspecto emocional de nuestra vida humana no podremos por cuanto es un aspecto propio del plano, pero debemos lograr dominarlo de tal forma que las emociones no nos desarmonicen. Es totalmente licito sentir emoción, pero esta no debe desbordarnos. Los desbordes son negativos, tanto en la tristeza como en la alegría. Si la tristeza se transforma en un cuadro depresivo es negativo. Si la alegría se traduce en un desborde emocional incontrolable es negativo.
El espíritu manifestado a través de la proyección espiritual es el que conforma, de acuerdo a sus necesidades de experiencia, los cuerpos físicos invisibles, mental humano y alma humana o emocional-sensorial, y el cuerpo físico visible, imprimiéndoles las características necesarias.


"El modo por el que el espíritu está unido al cuerpo no puede ser comprendido por el hombre; y, sin embargo, esto es el hombre"
SAN AGUSTIN

Es el ser espiritual quien determina sus necesidades, dentro de la ley, y genera sus cuerpos físicos visibles e invisibles.
Las circunstancias por medio de las cuales haremos las experiencias son acercadas a nosotros por la ley, quien siempre establece, a través de la justicia divina, aquellas para las cuales estamos preparados en tiempo y forma, impidiendo que nos lleguen las que nos superan.
Si no estamos preparados para una circunstancia determinada y la misma nos llegara cometeríamos, sin lugar a dudas, un error y atraeríamos karma a nuestra vida que no nos corresponde.
Por ejemplo: es el ser quien a través de sus necesidades determina la familia dentro de la cual hará sus experiencias, pues será la que aporte, además de las circunstancias humanas previstas, las características genéticas, raciales, sociales, culturales, etc., y la ley proveerá los hechos para realizar las superaciones necesarias.
Una vez realizada una experiencia humana, al desencarnar, el cuerpo físico se descompone en sus elementos básicos; de los cuerpos físicos invisibles, mental humano y alma humana, se desprenden las vibraciones mentales y emocionales-sensoriales y van a los planos mental y astral respectivamente.
El aspecto mental de la proyección manifestado a través de la mente humana se retrotrae e incorpora la sabiduría adquirida a través de las superaciones logradas. Lo mismo sucede con el aspecto sensorial de la proyección que incorpora las sensaciones positivas. Pero también guarda en su proyección espiritual las necesidades de transformación de vibraciones negativas originadas en esa encarnación; es como un detalle de sus deudas kármicas.
Por lo tanto la proyección espiritual sigue en el plano de encarnación, plano astral del mundo, hasta que halla completado todas las experiencias pedidas por el espíritu en el espacio y saldadas todas las deudas kármicas provocadas por las acciones humanas negativas.
La proyección se mantiene, encarnando y desencarnando tantas veces como sea necesario hasta completar todo lo previsto. Esto es lo que da origen a las vidas sucesivas, tan aceptadas en las religiones orientales.
Mediante las experiencias acumuladas a través de múltiples encarnaciones hemos logrado el progreso mental y el punto moral en que actualmente nos encontramos.
Todo lo relacionado con nuestra vida actual, por ejemplo, la memoria de todos los sucesos y de cuanto nos rodea se almacena en la mente humana. La mente espiritual registra las superaciones logradas; como la mente humana se disgrega al desencarnar, no recordamos de una vida a otra los detalles particulares de cada una.
El alma espiritual registra las sensaciones de cuanto nos ocurre, es por eso que podemos llegar a percibir cierta identificación con épocas pasadas en las cuales hemos estado, sentir impacto en nuestra alma ante algunos hechos de nuestra historia. También podemos sentir la sensación de haber estado en un sitio, de estar convencidos que conocemos ese lugar, aunque lleguemos por primera vez en esta encarnación. Como el aspecto alma espiritual de la proyección se expresa a través del alma humana, es que podemos tener todas estas percepciones estando encarnados.
Este mecanismo que anula los detalles de las encarnaciones es una protección de la ley; que pasaría si en vidas anteriores cometimos graves errores, acciones fuera de toda moral, participamos en hechos denigrantes, ¿como impactaría en nuestra vida actual?.
Y si esos hechos fueran de gloria, de poder, de posiciones encumbradas, ¿como impactaría en nuestro amor propio?. Vemos que el amor y la justicia está presente en todo.

TRASMIGRACION

Según el conocimiento recibido las encarnaciones se realizan cada 400 años aproximadamente, siempre que no medie una necesidad de tarea espiritual entre los humanos que justifique ante la ley una encarnación más rápida para poder finalizar la tarea encomendada.
A veces la tarea-amor abarca más de una vida humana; en ese caso se reencarna más rápidamente, no se esperan los 400 años aproximados, o se efectúa una trasmigración; se continúa viviendo más allá del tiempo previsto.
Que es la trasmigración? Consiste en ir desencarnando poco a poco y también poco a poco irnos incorporando a otro cuerpo humano, que a su vez está abandonando el otro ser.
Esto se realiza entre dos seres que han venido haciendo experiencias juntos durante muchísimas encarnaciones ya que debe existir entre ellos una gran afinidad vibratoria para que uno pueda utilizar el cuerpo del otro.
Esta experiencia está conformada en el espacio, antes de encarnar ambos seres y analizada y permitida por la ley.
¡Que amor debe tener el ser que se presta a desencarnar más joven para dar su cuerpo al otro, que debe cumplir con la tarea!.
Los datos de la vida presente se almacenan en la mente humana o sea que el ser que toma el cuerpo sigue funcionando en el medio, en la familia y en el entorno de ese cuerpo, pues todos los datos necesarios siguen estando en la mente que toma en consecuencia.
Como desencarna de su propio cuerpo abandona esa personalidad y asume la nueva sin darse cuenta desde el punto de vista humano, pero sí lo registra a nivel espiritual. Es decir, es el mismo espíritu pero utiliza un instrumento nuevo y actúa tal cual es ese instrumento. La Ley a su vez, proporciona todas las circunstancias humanas para que con esa nueva personalidad pueda cumplir con la tarea espiritual que debe completar.
Continúa en el nuevo estado hasta que finaliza la tarea y desencarna definitivamente.
El ser que está prestando su cuerpo lo va abandonando en forma paulatina y el otro ser va tomando las vibraciones abandonadas en la misma medida en que son liberadas.
Estas cosas suceden, normalmente, cuando los seres se hallan en estado inconsciente, cuando están en estado de coma, es decir, en aquel momento en que la trasmigración no es observada por ninguno de los actores, ni por quienes lo rodean. Imaginémonos, de conocerse, los problemas que acarrearía a nivel humano este tipo de reemplazo.
Si bien es cierto que esto puede suceder, no es muy frecuente, por lo tanto no debemos suponer que cada vez que alguien entra en coma y luego vuelve a la vida normal es por este mecanismo.
Pensemos que nivel de evolución y progreso deben tener estos dos seres. Están mucho mas allá del nivel medio de la humanidad.
El ser que hace la tarea encarna primero y comienza a vivir dentro de esa tarea.
El ser que va a prestar su cuerpo encarna más tarde, contemplándose que coincida su desencarnacion con la necesidad de trasmigración del primero, para que este encuentre un cuerpo más joven que le permita continuar con la experiencia más años que los previsto para una vida humana..

CREMACION

Entrando en mayor detalle debemos aclarar que el desprendimiento de los cuerpos físicos invisibles, mental y emocional-sensorial, se produce muy lentamente, como lentamente se va disgregando el cuerpo físico visible.
La desencarnacion se produce lentamente, o sea que los cuerpos físicos invisibles abandonan lentamente a su instrumento.
Hemos observado que en muchas religiones de oriente después del cuarto día creman o entierran el cuerpo; lo mismo hacen algunas tribus de América.
Esto es debido a que según ambas tradiciones, esperan a "que se eleve el espíritu que anima el cuerpo", cosa que sucede después del cuarto día.
Los aspectos de mente y alma proyectados a través del cuerpo físico pierden los medios de expresión y debe ir tomando conciencia de esto, poco a poco. Su mente y su alma no tienen forma de expresarse por eso puede suceder que al principio el ser se desespere, por eso es que el desprendimiento se hace poco a poco, dándole al ser la oportunidad de tomar conciencia de su verdadero estado
Cuando un cuerpo físico es cremado en forma inmediata a su fallecimiento, el dolor del espíritu es muy fuerte, es terrible, porque no tiene tiempo de ir asimilando la falta de los medios de expresión y tomando conciencia de su estado espiritual, y entonces quiere expresarse pero no puede, su instrumento ya no existe. Sufre muchísimo y puede estar en el espacio largo tiempo antes de tomar conciencia de su estado, shokeado por ese desprendimiento precipitado.
Ese dolor es atenuado cuando el ser tiene un punto evolutivo avanzado que le permite tomar rápida conciencia de su estado espiritual.
Por eso, como no conocemos el punto evolutivo de nadie es conveniente no cremar, en lo que a nosotros nos incumba.

SUICIDIO

Cuando un ser determina en el espacio todas las experiencias a realizar, también se determina el tiempo humano aproximado que va a utilizar para esas experiencias. Si bien hay una elasticidad en cuanto a la duración de la encarnación, dentro de esa elasticidad la misma debe cumplirse.
Cuando interrumpimos voluntariamente esa encarnación suicidándonos, como por ley debemos cumplir con el período de encarnación previsto para esa vida humana, nuestro cuerpo físico visible se disgrega, desprendiéndose del mismo el aspecto de mente y alma humanas.
Estos cuerpos físicos invisibles siguen proyectados al plano de encarnación, pero perdieron el medio de expresión. Esto quiere decir que seguimos pensando y sintiendo como si estuviéramos encarnados pero no podemos expresarlo.
Tenemos una idea aproximada cual es el dolor espiritual que sentimos cuando queremos expresarnos y no podemos, pero seguimos en contacto con todo lo que nos rodeó en nuestra vida humana?
Vemos las cosas que suceden pero no podemos hacer nada pues no tenemos cuerpo físico para manifestarnos. Queremos tomar contacto con nuestros seres queridos y no podemos. Queremos hablarles y no podemos y ellos ni siquiera nos ven, pueden presentirnos pero no pueden tomar contacto con nosotros.
Debemos agregar que lo mismo pasa cuando hay aspectos humanos que nos atraen fuertemente y que no permiten que tomemos conciencia de nuestro estado espiritual y disgreguemos nuestros cuerpos físicos invisibles.
Para poder elevarnos hacia lo espiritual y tomar conciencia de nuestro estado, lo que nos permite analizar y armar nuestra próxima encarnación, debemos liberarnos de todas las ataduras humanas.
Si estamos fuertemente atraídos por aspectos materiales quedamos sufriendo en el plano de encarnación y no podemos elevarnos. Sucede lo mismo que cuando interrumpimos nuestra experiencia suicidándonos. Nuestro sufrimiento es muy grande, es dolorosísimo.




© 2005 - Todos los derechos reservados - Hecho el Depósito Ley 11723 - 2005


Principal
  - Sitio en Español
Home
  - English Site
Sitemap
  - English/Español
Contacto
Prologo
Introduccion
Notas
  - El Efecto Kirlian
  - Universalidad de las Religiones
  - Actualización de Conceptos en la Iglesia Católica
  - El Enfoque de la Ciencia frente a la Torá II
Biografias
Capítulo 1
  - Estudios científicos sobre vibraciones
  - Centros Físicos y Centros Espirituales
  - Chakras o Plexos
  - Cámara Kirlian
Capítulo 2
  - Aspectos Humanos y Aspectos Espirituales
  - Clasificación de las vibraciones
  - Encarnación y Desencarnacion
  - Evolución y Progreso
  - Hombre Primitivo y Hombre Científico
  - Ley de Acción y Reacción
  - Ley de Evolución
Capítulo 3
  - Elíptica Evolutiva
  - Reinos de la Naturaleza
  - Eras Geológicas
  - Proceso Evolutivo
Capítulo 4
  - Reencarnación
Capítulo 5
  - Amor Propio
  - Tolerancia
  - Ira
  - Fanatismo
Capítulo 6
  - Los Celos
  - El Odio
  - El Dolor
  - La Critica
  - La Fraternidad
Capítulo 7
  - Voluntad
  - Libre Albedrio
  - Discernimiento
  - Fe Espiritual y Humana
Capítulo 8
  - Poder Espiritual y Humano
  - El Bien y el Mal
  - Conclusiones
Capítulo 9
  - Trayectoria Espiritual y Humana
  - Tareas Espirituales en nuestro mundo
  - La Forma Humana
  - Proceso de la Eliptica Evolutiva
Capítulo 10
  - La Oración
  - Planos Espirituales y Físicos
Capítulo 11
  - Encarnación
  - Trasmigración
  - Cremación
  - Suicidio
Capítulo 12
  - Plano Astral
Prologo Segunda Parte Capítulo 13
  - Elíptica Evolutiva
  - Planos Divinos, Espirituales, y Físicos
Capítulo 14
  - Reencarnaciones
  - Desarrollo Espiritual
Capítulo 15
  - Almas Gemelas
  - Forma Humana
Capítulo 16
  - Conjunciones
  - Núcleos
  - Núcleos Cristicos
Capítulo 17
  - Focos Vibratorios
Capítulo 18
  - Vida Evolucionante y No Evolucionante
  - Vibración Elementos
Capítulo 19
  - Tipos de Vida – Mental – Astral – Física



eXTReMe Tracker