Make your own free website on Tripod.com
Amanecer Espiritual

CAPITULO PRIMERO

Estudios científicos sobre vibraciones

Centros Físicos y Centros Espirituales

Chakra o Plexo

Cámara Kirlian



Analicemos nuestro cuerpo humano.
Distinguimos en él varios órganos, aparatos y sistemas que interactúan entre sí en forma maravillosa. Existen estados sólidos, líquidos y gaseosos.
También existe una parte mental que se basa, en el aspecto físico, en el cerebro y una parte emocional-sensorial que se basa en nuestra parte cardiaca. Decimos emocional-sensorial porque abarcamos no solo las emociones sino también las sensaciones.
Sabemos también que recibimos "energía" para nuestra vida y la de todo el planeta desde el sol. También intercambiamos energía (vibraciones) con el medio en que nos desenvolvemos. No sentimos acaso cuando llegamos a un lugar un impacto en la boca del estómago si éste es un ambiente pesado? No sentimos algún tipo de rechazo o de afinidad con las personas que tratamos? Todo esto no es más que el intercambio vibratorio permanente que hacemos con todo cuanto nos rodea. Por donde penetra la "energía" que recibimos?. A través de que medio se expande por nuestro organismo y llega a cada célula?. Cómo intercambiamos las vibraciones con el medio ambiente?
Para poder analizar todos estos aspectos debemos comenzar por el tema de la energía o vibración que es bastante problemático enfocarlo desde el punto de vista occidental dado que la física es en esta parte del globo inductiva y no admite aspectos prevalentemente filosóficos o axiomas.
La etimología de la palabra proviene del griego "energas" que significa "activo" es decir que la energía o vibración implica actividad o movimiento.
Desde el punto de vista oriental es admitido como un "principio", desde la más remota antigüedad, denominándola además como "Prana" cuyas manifestaciones energéticas pasan a ser subproductos de ese esencial y omnipresente "Prana" que todo lo interpenetra.
Se establecerán algunas analogías en las distintas formas de manifestación de la energía. Hay gran cantidad de formas de energía. Podemos tomar como ejemplo el traslado de información de un computador a otro a través de líneas telefónicas, (Internet por ejemplo). El computador que origina la información, un correo (mail), envía impulsos (energía o vibración) electrónica, la que es transformada por el modem, (modulador-demodulador o transductor) en impulsos (energía o vibración) telefónicos que recorre la red telefónica hasta llegar al otro computador que a su vez mediante su propio modem o transductor convierte los impulsos telefónicos en electrónicos y los entrega al computador que los representa en su pantalla, recibiendo así el correo. La respuesta produce el mismo proceso a la inversa. Grafico 1.
Los grabadores reciben energía mecánica, particularmente una onda acústica, que se trasforma en corriente eléctrica por un dispositivo idóneo que es el micrófono. Este pasa por un conducto de trasformación energética, o, dicho más técnicamente, un transductor.
La energía acústica, luego de propagarse por un medio elástico (aire, en este caso) actúa sobre el micrófono, que cambia los estímulos mecánicos (onda acústica) en energía eléctrica proporcional.
Se trata de la misma energía, pero trasformada. En el grabador esta energía, en forma de corriente eléctrica, actúa sobre un circuito magnético, tiene otra trasformación, y otro transductor. Esta energía magnética, finalmente impresiona una cinta que posee cierto material sensible a los efectos magnéticos y se graba conforme a los estímulos aplicados. De este modo queda impreso y archivado el mensaje.
Envio de Mail, Impulso electronico, modem transductor, impulso telefonico, linea telefonica, modem transductor, impulso electronico, recibe email


Transductor: Dispositivo que tiene la misión de recibir energía eléctrica, acústica, mecánica, etc., de uno o varios sistemas o medios de transmisión y suministrar otra energía de diferente naturaleza, pero de características dependientes de la que recibió, a otro u otros sistemas o medios de transmisión distintos de los primeros.
Tenemos una gran cantidad de fenómenos energéticos o vibratorios que en definitiva consisten en conversiones múltiples de una siempre única energía o vibración bajo cualquier forma: química, térmica, luminosa, ya se trate de combinaciones, combustibles, etc. Pero lo importante es que se parte de un único elemento: la energía en sí, calificada de acuerdo a su manifestación.
En la física occidental había contraposiciones derivadas de dos aspectos de una misma realidad: el famoso problema de la materia y la energía. En la física clásica aparecían ellas como dos elementos separados, que han sido unificados merced a las investigaciones y aportes científicos, particularmente Einstein.
Descubre una consubstanciación entre materia y energía. Y llega a formular asimismo la equivalencia en términos fisicomatemáticos. Conceptualmente, resulta fácil comprender que todo trozo de materia encierra energía.

Albert Einstein entró en escena con una teoría que revolucionó la ciencia. Lo que hace que los motores funcionen, los árboles crezcan, los hombres caminen y las bombas estallen era conocido por los científicos como energía. La teoría de Einstein era sencilla: "todos los objetos que hay en la Tierra contienen energía y toda la materia y toda la energía son equivalentes, es decir la materia es energía en estado estable."
Fue en 1905 cuando Einstein dio el primer paso en el camino que llevaría a gobernar la energía atómica. Habían transcurrido 2500 años para que la teoría de Demócrito se desarrollara y llegara a ese punto, y casi un siglo había pasado desde que Dalton empezara a explorarla científicamente.
Einstein fue el primer científico en comprender que la materia era energía "congelada". Pero, cuarenta años después de formular Einstein su teoría, la ciencia atómica se ha desarrollado a una velocidad vertiginosa.
Los hombres de ciencia habían descubierto que los sólidos, los líquidos y los gases, o todo, en otras palabras, era un elemento, la substancia más simple, o un compuesto, constituido por dos o más elementos. O también una mezcla, en la cual dos o más elementos intervenían, pero que se mantenían separados, como la arena y el agua.. Los "ladrillos de construcción" de los elementos eran átomos sencillos. Los bloques de los compuestos eran moléculas, constituidos por dos o más átomos mantenidos unidos por cierta atracción eléctrica.


Por ejemplo, un trozo de papel, si se lo hace arder se extrae de allí energía térmica, por combustión, o sea un fenómeno químico con desprendimiento de luz y calor. Según Einstein, la materia es energía en estado potencial o latente, y será cinética o de movimiento en el momento en que se libere dicha energía.
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.
ALBERT EINSTEIN


Se tiene por ejemplo un trozo de madera; es un elemento sólido, duro, opaco, no se puede doblar y da la impresión de ser un cuerpo bastante rígido. Este mismo pedazo de madera, considerado a escala atómica, está compuesto por millones y millones de átomos que guardan cierta cohesión y producen una forma de este tipo, densa. Si se tiene en cuenta que la proporción entre los componentes de un átomo guarda una relación semejante al del sistema solar, la mayor parte en realidad es vacío. Esto equivale a decir que este mismo objeto, visto a escala atómica, no tendría esta forma, por otra parte estática, sino que sería algo realmente transparente, semejante a un enjambre multitudinario de pequeñas partículas en incesante movimiento que accionan e interaccionan entre sí, manteniendo una cohesión determinada.
Capas (u orbitas) posibles, Nucleo, Proton, electron, El modelo de Rutherfod-Bohr de la estructura atomica. El numero de electrones que orbitan el nucleo es igual al numero de protones con carga positiva dentro del nucleo. El numero de electrones por cada atomo tambien tiene limites: no mas de 2 en la primera, 8 en la segunda, 18 en la tercera, etc. Atomo = Palabra griega que significa indivisible



Es justo reconocer que la filosofía oriental está muy adelantada, ya desde milenios nos habla de la irrealidad de los objetos, que todo es ficticio y que sirve solo para hacer cierto tipo de experiencias.

Física cuántica y conciencia de la realidad
Cuando miramos un árbol, decimos, "sus hojas son verdes".
Es nuestra realidad cotidiana. Sin embargo, no somos conscientes de que el color que manifiesta el árbol es el que refleja, es el que "no quiere", el que "rechaza", pues sólo permite que penetre en su estructura celular el resto de colores del espectro visible, que es la banda de frecuencias que exige de la radiación solar para llevar a cabo la fotosíntesis. El color que muestra es sólo su autoafirmación de especie frente al ambiente que le rodea. Por tanto, ¿cuál es la realidad?, el verde que vemos o la fracción de frecuencias representadas por el resto de radiaciones del espectro que permiten al árbol seguir viviendo?.
Actualmente, los físicos se preguntan si el mundo que llamamos real es algo concreto tal como se nos presenta, o por el contrario es la percepción holográfica de un gran conjunto de partículas elementales que se ordenan ante la inferencia humana. Si no se obtiene una percepción directa de la realidad, ¿existe tal realidad?, y especialmente, ¿si cuando dejamos de percibirla (olerla, saborearla, tocarla, mirarla, ponderarla, evaluarla, etc.), queda sólo como una sensación inconcreta que se desdibuja en el tiempo?.
Por ello, las preguntas que se deben hacer, por simple asociación, son:
1. No conozco, no tengo conciencia del fenómeno, ¿luego no existe?;
2. ¿Sólo existe cuando lo percibo?;
3. Lo que percibo, ¿es el mundo real?, o ¿sólo es "mi mundo real"?;
4. Mi mundo real, ¿es solamente "mi presente"?;
5. En cada instante de mi presente, ¿se encuentra la profundidad de la eternidad?;
6.¿Puedo inmovilizar e intemporalizar ese "mi instante"?, y si es así,
7.¿Puedo tomar conciencia de la eternidad?.
Aparentemente, son preguntas cuyas respuestas parecen ser altamente complejas. En los años 30 del siglo pasado, Einstein, Rosen y Podolsky, afrontan este problema escribiendo:
" NO CABE ESPERAR NINGUNA DEFINICIÓN MÍNIMAMENTE RAZONABLE DE LA REALIDAD QUE NOS RODEA".
Colección - Grandes obras del pensamiento - Ediciones Altaya - Impreso en España - 1993

Esto vale para cualquier otro objeto, materia o forma del universo; y de allí se puede descubrir, en cierto modo, la noción de la energía que encierra un trozo de sustancia o materia. Inclúyanse las formas de los reinos, mineral, vegetal, animal y humano.
En el campo psicológico también es importante señalar que toda idea conlleva a la vez energía o vibración. En toda emoción, en todo sentimiento afectivo, de amor, de odio, de placer, etc., existe un impulso de querer hacer, o en definitiva, un aspecto energético. No existen ideas aisladas, representaciones puras. Toda idea conlleva en sí una fuerza, una energía o vibración determinada que adiciona en ella el ser que la emite. Es el vehículo vibratorio de la idea.
Resulta mucho más difícil poder mensurar y establecer comparaciones con el plano de la energética humana, porque los niveles energéticos son mucho más sutiles que los que se dan en las pruebas de laboratorio con aparatos físicos, puramente mecánicos o electrónicos. Es mucho más difícil trabajar con las energías humanas que con la energía nuclear. Porque la primera es mucho más compleja, mucho más sutil.
Debemos dejar sentado desde ya que así como existe energía en el plano físico de toda orden, en el plano humano existen todas esas modalidades de energía y aún mucho más; y siempre en el mismo e incesante juego de acciones y reacciones.
El sólido, el líquido y el gaseoso, se trata de tres estados perfectamente conocidos y familiares. Qué dice la Física respecto a esto? La diferencia de estados (y no modifica el concepto de energía) se debe pura y exclusivamente a esos millones y millones de pequeños elementos energéticos que, en definitiva se mantienen allí a través de ciertas fuerzas. Entonces, en el estado sólido la fuerza de cohesión entre los átomos es considerable, y ello da forma a esa particular consistencia. En el estado líquido la cohesión interatómica (o intermolecular) es menor que en el sólido. Un líquido asume cualquier forma, precisamente porque su cohesión es pobre.
Y cómo hacemos para modificar esa fuerza de cohesión? Mediante un fenómeno energético lo cual es lógico, pues para operar sobre una fuerza dada, debe actuar otra fuerza. Por ejemplo, se calienta al sólido convenientemente (tomemos un metal); se le entrega energía térmica; esa energía opera como disociante, y la resultante es que el sólido del ejemplo pasará al estado líquido. En cuanto al estado gaseoso, la fuerza de repulsión es mayor que la de cohesión, y por ello todo gas trata de ocupar el mayor espacio posible. Puede fácilmente pasarse del liquido al gaseoso también por entrega de energía térmica. Y en el caso del estado gaseoso de la materia, se tiene que es mucho más sutíl que los anteriores, sobre todo para la percepción física.
Existen además otros dos estados de la materia, reconocidos por la física convencional moderna. Estos estados son: el plásmico y el etérico.
El estado plásmico es el que se ha observado por medio de radiotelescopios y otros procedimientos idóneos, en ciertos fenómenos de trascendencia particular en la zona de la Vía Láctea y de algunas constelaciones. Estas observaciones han sido principalmente de radiaciones que desde allí se reciben. No se ha podido determinar el estado de tales cuerpos o nebulosas, y se estima que no se tiene ninguno de los tres estados básicos. A través de la información recibida en los radiotelescopios y sensores especiales se determinó que en tales zonas reinan temperaturas sumamente elevadas, del orden de los cien millones de grados centígrados, aproximadamente. Entonces, dentro de esa gama tan elevada de temperatura, se supone un estado particular de la materia, que se ha denominado "plásmico", por estimarse que es allí donde se plasman las futuras galaxias, sistemas solares o planetas.
El otro estado diferenciado que es el "etérico" ya ha sido anunciado y considerado desde milenios. En la acepción científica occidental el "éter" recién comienza a tener vigencia hacia el siglo pasado, cuando se producen los descubrimientos e invenciones inalámbricas y las comunicaciones radioeléctricas. Esto es, cuando a través de dos puntos no vinculados entre sí por un medio visible se logró establecer una comunicación; hubo necesidad forzosa de admitir que "algo" en el espacio servia de conductor. Caso contrario no habría existido lógica alguna del proceso. Entonces se tuvo que admitir que existe un agente sutil, conductor que vinculaba por lo tanto los sistemas emisor y receptor radioeléctricos. Y a este agente sutil se lo llamó, a regañadientes, éter. Por qué? Porque el éter ya venia siendo mencionado y utilizado en oriente por los alquimistas medioevales, que así lo habían denominado. Esta energía sutíl conocida por muchas otras escuelas desde la más remota antigüedad, fue siempre considerada o mencionada para todo lo que fuera la transmisión de mensajes empleando los elementos psíquicos que, como emisores o receptores energéticos posee todo ser humano, y que puede desarrollar si efectuá la preparación suficiente. Entonces, el éter ha sido desde siempre un estado conocido, ponderado, considerado y aún utilizado por todas las culturas y por la ciencia actual. Vale solo nombrar el experimento que realizó la Unión Soviética con el envío de un astronauta psíquico para que tratara de transmitir alguna idea o pensamiento cuando se hallara detrás de la luna, parar probar que los mismos atraviesan los cuerpos. Se logró reproducir, mediante la recepción en la tierra por otro ser dotado, algunos de los dibujos que realizó dicho astronauta.
¿De qué modo y de qué está hecho el mundo?
Los primeros hombres que intentaron hallar la respuesta a dicha pregunta fueron los griegos, quienes se esforzaban por encontrar explicaciones según su lógica a todos los misterios de la naturaleza. Algunos, llegaron a conclusiones extrañas. Aproximadamente en el año 600, antes de la era cristiana, Tales de Mileto, un filósofo griego, aseveró que el agua era la sustancia para los mares y todas las cosas líquidas, otra más sólida, para los objetos duros como las piedras, etc. Poco después, otro pensador griego anunció que la teoría de Tales era descabellada: era evidente porque todos los objetos estaban formados de agua y aire.
Otro hombre sostuvo que la materia primaria o elemento del mundo era el aire, y otro más afirmó que se equivocaban: los objetos estaban integrados por fuego. La situación continuó así, y una teoría sucedía a otra.
Años después, Demócrito dijo -la tierra, el cielo, los océanos, la vegetación y todos los seres vivientes-, está integrado por pequeñísimas partículas, agrupadas compactamente como las abejas en una colmena. Demócrito llamó átomos a esas partículas, palabras griega que significa "indivisible", o sea que no se puede separar.
Como sabemos, Demócrito confundió los átomos con lo que ahora llamamos moléculas, pero iba por buen camino al afirmar que eran pequeñísimos. Actualmente, sabemos que las moléculas son masas diminutas formadas por átomos. Tanto las moléculas como los átomos son tan pequeños, que es difícil imaginar su tamaño.
Juan Dalton, un profesor inglés, fue quien dio la clave. La explicación era el átomo, la antigua teoría de Demócrito.Dalton sabía que cuando varios elementos se observaban al microscopio, aparecían en diversas formas cristalinas. Los cristales del oro siempre eran iguales, los del cobre también lo eran, pero los cristales del oro y del cobre eran muy distintos entre sí. Por lo tanto, llegó a la conclusión de que los átomos de estas substancias debían tener las mismas características: todos los átomos del oro tenían parentesco, al igual que los del cobre, pero dos clases distintas de átomos no presentaban similitud entre sí.
Los compuestos, como el agua, debían ser agrupaciones regulares de átomos, pero de distinta clase. El agua sería entonces una combinación de átomos de oxígeno y de hidrógeno. Y, dijo Dalton, la razón de que ocho gramos de oxígeno siempre se combinan con un gramo de hidrógeno, debe ser que ocho gramos de oxígeno deben tener el mismo número de átomos que uno de hidrógeno. Por lo tanto, concluyó Dalton, el agua consta de un número incalculable de átomos dobles: un átomo de hidrógeno combinado con uno de oxígeno, siendo este último ocho veces más pesado que cada uno de los átomos de hidrógeno. Era una idea sencilla y maravillosa. Sin este impulso, dado en la dirección adecuada, la ciencia aún estaría dando traspié en un camino de confusión. Por haber formulado esta teoría, a Dalton se le considera el fundador de la moderna teoría atómica.
Los químicos abrevian los nombres de los elementos identificándolos por sus iniciales, el oxígeno se conocen por las letras O y H, respectivamente. Dalton había sugerido que el agua estaba hecha de HO, expresando un átomo de H y uno de O. Ahora, Avogadro había descubierto que la fórmula correcta era H2O. La agrupación de los átomos era más compleja de lo que Dalton había pensado. Y se descubrió mucho después que en ciertos compuestos era aún más compleja. Una molécula de azúcar, por ejemplo, se compone de cuarenta y cinco átomos: doce de carbono (C), veintidós de hidrógeno (H) y once de oxígeno (O). Escrito en forma científica, esto es: C12H22O11. Semejantes racimos de átomos necesitaban nombre, y Avogadro lo acuñó: "moléculas" o "masas pequeñas".
Por fin, los hombres empezaban a descubrir las respuestas a la pregunta: "¿De qué y de qué modo está hecho el mundo?" Toda la materia está formada de elementos y compuestos.
Los elementos están constituidos de moléculas y átomos.
Los compuestos están formados de clases diferentes de átomos, agrupados en moléculas.
En los cincuenta años siguientes a los experimentos de Avogradro, se supo mucho acerca de la química y de la física. Se descubrió que tanto los átomos como las moléculas están en continuo movimiento, efectúan grandes recorridos en los líquidos y en los gases y vibran apenas en los sólidos. Muchos nuevos elementos fueron descubiertos. Cada uno, por supuesto, tenía su propio átomo, y cada cual tenía un peso distinto al de los demás.
Desde los descubrimientos de Dalton, los hombres de ciencia habían estado preguntándose acerca de la fuerza que mantenían unidos los diferentes átomos de una molécula. (continúa)
Ahora, parecía que aquella fuerza era la electricidad. Por vez primera, los investigadores empezaron a pensar que el átomo podía contener cargas eléctricas. Los átomos en sí son neutros: no contienen carga positiva ni negativa. Pero en su interior existen ambas clases de electricidad, claro está que en cantidades iguales.
Colección - Grandes Obras del Pensamiento - Ediciones Altaya - Impreso en España - 1993

Grecia, además de dar el término "energes", de los que se toma la etimología de la tan famosa como desconocida energía, ha dado pautas de la energía en conceptos que la involucraban desde un punto de vista netamente filosófico. No era ésa una época tecnológica y se caracterizaba porque la Filosofía primaba sobre la Estética y la Técnica. Grandes Maestros del conocimiento de esa época, tales como Pitágoras, Sócrates y Platón, se refieren, en su lenguaje y modalidad expresiva, a la energía. Lo que sucede es que hay que interpretarlos, pues no podían expresarse en el lenguaje de hoy, sino que hay que esforzarse en el sentido contrario, vale decir, intentar aproximarse a ellos para comprenderlos.
Cuando estos Maestros se referían a las manifestaciones sutiles de la energía, utilizaban términos a menudo alegóricos. Si se tuviese que relatar o describir cuanto sucede a medida que se va evaporando un liquido, por ejemplo, se diría que se va haciendo más suave, más tenue, más vaporoso, más sutil, más invisible, intangible, más espiritual... por qué no? Todo dependería además del significado particular que se quisiera dar a la palabra "espiritual", cuya semántica también podría ser la misma de varios miles de años antes y de ahora.
Claro, que a más de dos mil años, la humanidad puede creer que esos grandes Maestros eran poco menos que fantasiosos, que se les daba por hablar del espíritu de cualquier cosa. En realidad hablaban con otro sentido; empleaban el lenguaje adecuado desde el punto de vista filosófico para indicar aquella parte más sutil, que no se detecta con nuestros cinco sentidos.
Podemos estimar que la posteridad a estos grandes Maestros interpretó mal estas alegorías, pues pretendía ubicar con una mentalidad desarrollada en una época tecnológica, más bien concreta, donde la tecnología predomina sobre la filosofía y la estética, sucesos tan especiales. No puede caber ningún sentido critico ni comparativo desde un punto de vista común. Se entiende entonces que hay que ubicar los elementos aplicando con toda propiedad los términos en "tiempo y espacio" para poder ponderar el lenguaje o los símbolos que han empleado en su época los filósofos, luego los artistas, y en la actualidad los científicos y técnicos.

El análisis siguiente es realizado por la física actual.

El sistema nervioso de una persona adulta, normal, es en realidad un vasto y complejo sistema de mensajes, y transporta corrientes eléctricas en forma de ondas o impulsos de muy variada forma y frecuencia. Se trata pues de un complicadísimo conjunto de circuitos bioeléctricos y cibernéticos a través de los cuales se trasmiten las órdenes voluntarias de acciones y movimientos, se reciben los estímulos externos, y se producen los comandos de ciertas funciones automáticas (movimientos del corazón, de los pulmones, peristálticos, etc.).
Puede establecerse como una tesis formal y concluyente y sobre la base de leyes físicas comunes y corrientes, que en todo organismo humano vivo, se tiene un cuerpo electromagnético que surge de la circulación de corrientes por la red nerviosa. El medio de manifestación de este cuerpo electromagnético es el éter, dado que le corresponde por naturaleza, tal cual se tiene por la Física corriente. (ver siguiente definición)
Definición Enciclopedia Lexis 22 :
electromagnetismo
m. Parte de la física que estudia los fenómenos eléctricos y magnéticos, unificados en una sola teoría que, a partir de cuatro ecuaciones vectoriales, relaciona los campos eléctrico y magnético con las cargas y las corrientes eléctricas que actúan como fuentes de dichos campos. Estas cuatro ecuaciones se conocen como ecuaciones de Maxwell y constituyen una descripción completa del campo electromagnético y de su interacción con la materia. A partir de ellas puede deducirse la electricidad, el magnetismo y las relaciones entre ambos: la inducción (ley de Lenz) por la que un campo magnético de flujo variable con el tiempo crea una corriente eléctrica y el fenómeno inverso consistente en la creación de un campo magnético por una corriente eléctrica (cargas en movimiento).

Se distinguen tres organizaciones cerebrales, que actúan en cierto modo independientemente. Estas son: el encéfalo, el conjunto de plexos y la columna vertebral. Por circular en todas las organizaciones cerebrales y en cada parte de una de ellas corrientes bioeléctricas, es decir, pulsos u ondas eléctricas, se tiene así la existencia de campos magnéticos resultantes de dichas ondas o impulsos. Más técnicamente, campos electromagnéticos, que no hacen sino configurar el antedicho cuerpo electromagnético o "cuerpo etérico".
Leyes de la Física. Teoría Electromagnética
A finales del siglo XVIII y principios del XIX se investigaron simultáneamente las teorías de la electricidad y el magnetismo.
En 1831, después de que Hans Oersted comenzára a describir una relación entre la electricidad y el magnetismo, determinó que la corriente eléctrica de un cable induce un campo magnético a su alrededor, y el francés André Marie Ampére seguido por el físico francés Dominique François profundizarán en dicho campo, el científico británico Michael Faraday descubrió que el movimiento de un imán en las proximidades de un cable induce en éste una corriente eléctrica; este efecto era inverso al hallado por Oersted. La unificación plena de las teorías de la electricidad y el magnetismo se debió al físico británico James C. Maxwell, que predijo la existencia de ondas electromagnéticas

Los centros de actividad se ubican lógicamente en aquellas zonas en que el tejido nervioso es más concentrado, puesto que existirán mayores cantidades de circuitos eléctricos y corrientes o impulsos circulantes. Esto permite situar los centros de actividad, por tales razones, en correspondencia con las distintas organizaciones cerebrales, los plexos y glándulas de secreción interna, principalmente. En todas estas zonas existirá una relativa mayor actividad electromagnética.
Considerando en particular los centros sensoriales, y analizándolos desde el punto de vista bioenergético, se puede establecer que algunas de las infinitas energías externas impresionan nuestros sentidos. Estas energías, provenientes del mundo circundante, están constituidas por vibraciones, reacciones químicas, fenómenos físicos,etc., y en cada caso emiten señales particulares.
Para diferenciar los estímulos o señales del mundo circundante (vibraciones externas) conforme a su modalidad, frecuencia o tipo, comentamos a titulo de ejemplo las siguientes:
Fotones: los que inciden en el órgano de la vista, dando lugar a la sensación de luz y color (del griego "fotos" = luz)
Fonones: los que estimulan el oído (del griego "fonos" = sonido).
Osmones: los que afectan el olfato (del griego "osmos" = olor).
Termones y Rigones: los que se relacionan con los estímulos de calor y frío, respectivamente.(del griego "Termos" = calor y "Rigos" = frío).
Continuaremos analizando nuestro cuerpo físico y sus principales sistemas. La anatomía describe dos sistemas nerviosos: el cerebro espinal y el simpático.
El cerebro espinal comienza en el cerebro, prosigue por la médula espinal y se distribuye por todo el cuerpo mediante ganglios que arrancan de los nervios entre dos vértebras contiguas.
El sistema simpático, que consiste en dos cordones tendidos por casi toda la longitud de la columna vertebral, a uno y otro lado de ella, y algo hacia delante de su eje. De los ganglios de estos dos cordones, no tan numerosos como los de la columna vertebral, arrancan los nervios simpáticos que forman los ganglios mayores o Plexos*(1), de los cuales a su vez, derivan otros nervios que forman ganglios menores con las terminales nerviosas. Sin embargo ambos sistemas están relacionados por diversos medios y tan gran número de nervios conectivos que no es posible considerarlos como dos organismos nerviosos independientes. Cada uno de estos ganglios mayores o Plexos del sistema nervioso simpático forman como consecuencia de su transmisión nerviosa centros de emisión y recepción vibratoria.
*(1) Plexo- Red formada por varios filamentos nerviosos entrelazados
A su vez cada Plexo se relaciona con un Chakra *(2) o centro
vibratorio etérico (campo magnético) que hace el nexo entre el interior de nuestro cuerpo físico y el exterior. Por ejemplo la irradiación solar toma contacto con uno de los Chakras y a través de éste con el Plexo correspondiente que la recibe así adaptada a su necesidad.
Es decir que los Chakras no solo hacen de nexo sino que también tienen por finalidad adaptar la vibración (energía) proveniente del exterior al medio físico que la debe recibir y a su vez adaptar la vibración proveniente del medio físico que la emite al medio externo.
A continuación relacionaremos los ganglios con los Plexos y con los Chacras del sistema simpático. (Cuadro 1 - Figura 1 - Figura 2)
*(2) Chakras - Rueda : en sánscrito-también denominado Vortice. Es porque las vibraciones de estos centros giran permanentemente como una rueda
Nombre del CHAKRA Ubicación Ganglio Espinal Plexo Simpático Plexos Subsidiario
Fundamental En la base del Espinazo Cuarta Vertebra Sacra Sacro Coccígeo  
Esplénico Sobre el Baso Primera Lumbar Esplénico  
Cardíaco Sobre el Corazón Octava Cervical Cardíaco Pulmonar
Laringeo En la Garganta Tercera Cervical Faríngeo  
Frontal Sobre el Entrecejo Primera Cervical Carótido Cavernoso Encefálico, etc.
CUADRO 1

En el sistema nervioso cerebro espinal aparece un solo Chakra denominado Coronario, ubicado en la parte superior y central de nuestra cabeza, si bien no se halla relacionado con ningún plexo del simpático, sí lo está con la glándula pineal y el cuerpo pituitario e influye en el desenvolvimiento de dicho sistema.
Cualquier persona que tenga un mediano grado de clarividencia puede ver estas ruedas o vórtices de nuestro cuerpo etérico o aura. Este cuerpo también es registrado por las cámaras Kirlian
Figura 3.
****Ver Nota "El Efecto Kirlian".
Estos dos sistemas que hemos descripto atienden a su vez los dos aspectos primordiales de nuestro ser: El cerebro espinal nuestra parte mental, con el Chakra coronal, y el simpático nuestra parte emocional-sensorial que son los otros seis Chakras
(Ver Fig. 1 y 2).
Hasta ahora hemos visto que intercambiamos vibraciones (energía) con el exterior. Mas adelante ampliaremos estos conceptos.
A través de estos intercambios vibratorios podemos explicar la influencia de nuestras actividades humanas en estos dos aspectos de nuestra vida.
Por ejemplo: cuando recibimos una noticia fuertemente buena o mala siempre se estremece nuestra parte cardiaca, llegando en algunos casos a producir ataques cardíacos. No hemos escuchado decir "mi corazón está feliz" o "mi corazón esta sufriendo"?. Esto quiere decir que en esos casos estamos intercambiando vibraciones a través de nuestro Chakra cardíaco.
No se siente mal nuestro organismo, no sentimos un malestar en la boca del estómago, cuando estamos en un ambiente pesado o ante una persona negativa o desarmonizada?. Estamos intercambiando vibraciones a través del Chakra umbilical.
Cuando emitimos un pensamiento o una idea estamos intercambiando vibraciones a través del Chakra coronario.
A través de todo lo observado hasta este momento podemos definir: que además de nuestro cuerpo físico visible tenemos un cuerpo mental, formado por el plexo coronario y el chakra respectivo y las vibraciones físicas invisibles que lo componen, y que interactúan con el plano mental, y un cuerpo astral o emocional-sensorial formado por los plexos simpáticos y los chackras respectivos y las vibraciones físicas invisibles que lo componen y que interactúan con el plano astral.
El plano mental es donde se ubican de acuerdo a su frecuencia vibratoria las vibraciones mentales y plano astral donde se ubican de acuerdo a su frecuencia vibratoria las vibraciones emocionales y sensoriales.
Es decir que tenemos una parte física visible, cuerpo, y una parte invisible, espíritu o alma compuesta por la parte mental y la parte emocional-sensorial.
El alma o espíritu tiene vida, vida espiritual y el cuerpo tiene vida, vida física.


"Sabemos que existe un infinito, e ignoramos su naturaleza de la misma manera que sabemos que es falso que los números sean finitos.
Pues es verdad que hay un infinito en número, pero no sabemos qué es. Es falso que sea par, es falso que sea impar; porque añadiéndole la unidad no cambia de naturaleza.
Sin embargo, es un número, y todo número es par o impar. Es verdad que esto se dice de todo número finito.
Así, se puede conocer perfectamente que hay un Dios sin saber lo que es.
¿No existe una verdad sustancial, ya que vemos tantas cosas verdaderas que no son la verdad misma?.
Conocemos, por tanto, la existencia y la naturaleza de lo finito porque somos finitos y extensos como él.
Conocemos la existencia del infinito e ignoramos su naturaleza, porque tiene extensión como nosotros, pero no limites como nosotros.
Pero no conocemos ni la existencia ni la naturaleza de Dios, porque no tiene extensión ni límites.
Pero por la fe conocemos su existencia; por la gloria, conoceremos su naturaleza.
Ahora bien, ya he demostrado que se puede conocer perfectamente la existencia de una cosa sin conocer su naturaleza."
BLAS PASCAL

Toda esta maravilla estudiada hasta ahora no depende de un aspecto "Superior" que lo crea y lo mantiene vibratoriamente? Ese aspecto "Superior" no es la Divinidad a quien llamamos Dios, Ser Supremo, Ente Divino, Naturaleza, Mente Suprema, etc.?

Plexo carotido, ganglio simpatico cervical superior, ganglio cervical espinal, plexo faringeo, ganglio toracico espinal, plexo pulmonar, columna vertebral, plexo cardiaco, cordon simpatico, diafragma plexo esplenico, plexo solar, ganglio lumbar espinal, plexo pelvico, plexo coccigeo, ganglio sacro espinal, ganglio coccigeo espinal
Los chakras y el sistema nervioso

FIGURA 1



chakras, chakra, chakra fundamental, chakra esplenico, chakra cardiaco, chakra laringeo, chakra frontal

FIGURA 2



Foto kirlian dedo pulgar derecho, foto kirlian dedo pulgar izquierdo

FIGURA 3


En estas diapositivas realizadas con la cámara Kirlian se observa el cuerpo etérico que rodea a nuestro cuerpo físico como si fuera una extensión vibratoria del mismo.
1.- Dedo pulgar derecho.-
2.- Dedo pulgar izquierdo.-




© 2005 - Todos los derechos reservados - Hecho el Depósito Ley 11723


Principal
  - Sitio en Español
Home
  - English Site
Sitemap
  - English/Español
Contacto
Prologo
Introduccion
Notas
  - El Efecto Kirlian
  - Universalidad de las Religiones
  - Actualización de Conceptos en la Iglesia Católica
  - El Enfoque de la Ciencia frente a la Torá II
Biografias
Capítulo 1
  - Estudios científicos sobre vibraciones
  - Centros Físicos y Centros Espirituales
  - Chakras o Plexos
  - Cámara Kirlian
Capítulo 2
  - Aspectos Humanos y Aspectos Espirituales
  - Clasificación de las vibraciones
  - Encarnación y Desencarnacion
  - Evolución y Progreso
  - Hombre Primitivo y Hombre Científico
  - Ley de Acción y Reacción
  - Ley de Evolución
Capítulo 3
  - Elíptica Evolutiva
  - Reinos de la Naturaleza
  - Eras Geológicas
  - Proceso Evolutivo
Capítulo 4
  - Reencarnación
Capítulo 5
  - Amor Propio
  - Tolerancia
  - Ira
  - Fanatismo
Capítulo 6
  - Los Celos
  - El Odio
  - El Dolor
  - La Critica
  - La Fraternidad
Capítulo 7
  - Voluntad
  - Libre Albedrio
  - Discernimiento
  - Fe Espiritual y Humana
Capítulo 8
  - Poder Espiritual y Humano
  - El Bien y el Mal
  - Conclusiones
Capítulo 9
  - Trayectoria Espiritual y Humana
  - Tareas Espirituales en nuestro mundo
  - La Forma Humana
  - Proceso de la Eliptica Evolutiva
Capítulo 10
  - La Oración
  - Planos Espirituales y Físicos
Capítulo 11
  - Encarnación
  - Trasmigración
  - Cremación
  - Suicidio
Capítulo 12
  - Plano Astral
Prologo Segunda Parte Capítulo 13
  - Elíptica Evolutiva
  - Planos Divinos, Espirituales, y Físicos
Capítulo 14
  - Reencarnaciones
  - Desarrollo Espiritual
Capítulo 15
  - Almas Gemelas
  - Forma Humana
Capítulo 16
  - Conjunciones
  - Núcleos
  - Núcleos Cristicos
Capítulo 17
  - Focos Vibratorios
Capítulo 18
  - Vida Evolucionante y No Evolucionante
  - Vibración Elementos
Capítulo 19
  - Tipos de Vida – Mental – Astral – Física



eXTReMe Tracker